PUENTE DE MAYO    Cuenca - Monegros
 

Según Koke:

Muy buenas a todos. Digo muy buenas por decir algo, según valla avanzando con la cronica comprendereis el porqué de mi expresión.
Voy a intentar contar nuestra Gran aventura que tanto hemos esperado.

Sabado 28-
Despues de celebrar el cumpleños de mi hija, nos montamos en nuestros coches, J.J. y su primo Pedro en su Toy y yo en mi Navara y con unas caras de alegría que no nos entraban en el cuerpo nos dirigimos rumbo a Cuenca, eran ya las 10:30 de la noche cuando salimos de Guadalajara y guiados por el Tom-Tom nos llevó por la carretera de Sacedón y todos esos pueblos.
Mi coche no tenía mas que la mitad de un cuarto de depósito de gasoil, pero pensamos que encontraríamos alguna gasolinera abierta a no muy tardar, pero nos equivocamos, estaban todas cerradas, nos paramos en una que tenía un cartel en el cual ponía que la gasolinera más cercana se encotraba a unos 110km en un pueblo del cual no me acuerdo del nombre ahora mismo, menos mal que yo llevaba una garrafa con 10 lt de gasoil que no utilizé la anterior vez y se los pudimos hechar.
Una vez recorridos los km mas o menos calculados, nos dimos cuenta de que nos habíamos dejado en algún sitio el desvio del pueblo en cuestión, devido a que llovia con ganas, la noche estaba bastante cerrada y no se veía casi nada. Cuando ya estamos barajando la idea de dejar mi coche en un lugar que no moleste e ir con el Toy de J.J. en busca de una gasolinera abierta, justo al salir de una curva nos encontramos con dicha gasolinera, ESTAMOS SALVADOS......
Una vez llenado el depósito hasta las orejas nos dirigimos rumbo al Camping donde pensabamos dormir en un principio. Llegamos sobre las 12 de la noche y allí no había ni dios que nos atendiera, y no sería porque no tocamos al timbre o no llamamos al telefono que allí ponía......pero nada. Nos montamos de nuevo en nuestros coches y empezamos a buscar algún lugar donde pasar la noche, (camping, hostal, albergue...) pero nada, parecía eso una misión imposible, incluso ayudados por una pareja de la guardia civil que nos llevó a otro lugar donde creían que estaría abierto, pero no, por mas que se llamaba a los timbres y a los telefonos  allí no aparecía ni el Tato, total que nos bajamos de nuevo al camping y decidimos dormir en el interior de los coches y en el parking..... por lo menos no nos mojamos y pudimos descansar algo, ya que eran las 3 de la mañana o algo más....

 

Domingo-29
Nos levantamos tempranito y nos dimos un buen desyuno antes de afrontar nuestra primera ruta del tan esperado puente.
Nos dirigimos hacia Cuenca capital, lugar donde se iniciaba la ruta y nos llevaría por pistas embarradas y tramos muy entretenidos, hasta la población de Fuertescusa.
Cual fue nuestra sorpresa al ver que no nos coincidian la mayoría de las casilas del rurómetro con la realidad, y los waypoins de la PDA nos pitaba en lugares donde no había nada, en definitiva que metimos los waypoints en mi GPS, el cual solo te indica en linea recta, ya que es de los denominados para barcos y con el rutómetro, conseguimos pasar por todos los waypoins del rutómetro, pero a la vez haciendo mucha orientación con el GPS. Estuvo bastante divertido, ya que las lluvias caidas nos dejaron unos caminos bastantes divertidos y los coches bastante manchados de barro. Una vez en Fuertescusa nos dirigimos por carretera hacia la localidad de Tragacete, donde habíamos quedado con Hector y su GR.
Como llegamos nosotros antes, nos fuimos a visitar a pie el Estrecho del infierno, y fué hay donde empezé a ver como cambiaban las caras de J.J y su primo Pedro, se dejaban oir expresiones comoUFFFFFFFFFFFFF yo creo que por ahí no pasamos y cosas de ese estilo, una vez pasado el estrecho seguimos adentrandonos y observando la zona con atención.
El escalón siguiente de piedras tambien les impresionó un poco, pero lo que les dejó con la boca abierta fué cuando llegamos a la zona del barro, no os imaginais como estaba todo, barro y agua hasta cansarte de ellay solo ya se dedicaban a mirarme y a poner caritas como de querer matarme po haberlas llevado hasta esas zonas..........
Cuando terminamos la visita a pie nos encontramos con Hector a la entrada del Estrecho y nos dirigimos hacia el Hostal El Gamo, donde hicimos noche y repusimos un poco de fuerzas para el día tan duro que nos esperaba.

Lunes 30-
De nuevo nos levantamos tempranito para desayunar y empezar cuanto antes con la ruta.
Yo iba primero y camino del Estrecho empezé a sentir ese hormigueo que se siente cuando uno está un poco nervioso, no sé, era una sensación extraña pero a la vez me molaba.... Una vez encarado el coche con el Estrecho me dispuse a afrontarlo con tranquilidad para no dañarlo contra ninguna piedra. El suelo estaba muy, pero que muy resbaladizo y caía más agua de la que nunca he visto pasar por allí, se hacían pequeñas cascadas de agua y eso dificultaba el paso bastante, todo fue sin problemas hasta llegar a la salida, donde tuve que dar un tironzito de cabestrante para no dañar el coche, pero nada tudo fue bien y slí sin problemas, una descarga de adrenalina me recorrio el cuerpo en un instante, ahora era el turno de J.J. con su TOY. Una vez dentro tubo casi los mismos problemas que yo para salir, pero nada... con un toque de templanza y unas maniobras excelentes consiguió sacarlo sin ayudas externas y sin dañar el coche. Era el turno de Hector y su GR, que tampoco tubieron ningún problema a la hora de afrontar la salida.
Terminado ese paso nos acercamos hasta el escalón siguiente, un escalón de rocas, bastante pronunciado, con caidas de agua bastante considerables y una pinta de jode bajos que no veas.... Pues pasamos los 3 como si tal cosa, sin tocar en ningún lado y sin problemas de ningún tipo.
Claro que los problemas gordos venían ahora.......... llegaba la hora de afrontar los barrizales tan grandes que habían, que parecian casi sacados de una rainforest, nos os podeis imaginar que barrizal, (bueno intentaremos poner videos y fotos), es bestial........
El primero en adentrarme y en quedarme atrapado fuí yo, ni NAVARA se quedó literalmente pegado en el barro, de forma que decidimos sacar el cable y tirar del el, en vez de intentar colocar planchasy trabajar inutilmente, por fín y después de un buen rato y algún cambio de arbol conseguimos sacarlo de los monzones de barro.
Es el turno de J.J y su TOY, los cuales se quedaron de la misma manera que yo pegados en el barro. Al no tener el Toyota cabestrante le eslingue desde mi coche para poderlo sacar, pero se nos quedó una cara de gilip.... al intentar colocar la eslinga en el Toy y comprobar que no tiene enganche de donde tirar en la parte de alante. Lo enganchamos a la defensa, pero con la idea de no pegar tirones bruscos para no arrancarla de cuajo. El invento funcionó y así conseguimos sacar el coche de J.J.

Ahora le toca a Hector con su GR y más de lo mismo, barro barro y más barro. Entoces enganchamos el cable de Hector a la bola del coche de J.J. el cual a su vez todavia estava eslingado al mío, intentamos hacer un trenecito pero el cable de Hector tiraba más sobre nuestros coches que nosotros de él, de forma que nos arrastraba hacia atras por el barro que allí había. Empezó a llover en serio y nos pusimos todos algo nerviosos, sería porque no qerriamos mojarnos, porque por otra cosa no lo creo, total que saqué mi cable, lo enganche a un árbol y tira que te tira entre todos hasta que los conseguimos sacar, no sin antes observar que el cabestrante del coche de Hector no tiraba con suficiente fuerza, perece que se había dañado el motor del cabestrante.

Cuando nos dirigiamos hacia el siguiente paso, una trialera de subida, noté como mi coche se quedaba sin frenos, es decir que yo pisaba el pedal, este se bajaba hasta abajo sin fuerza y el coche no frenaba, parecia como si hubiera dañado algún manguito o algo así, pero a la vez pensamos que podia ser del barro porque un pelín si frenaba, subí la cuesta y afronté los siguientes pasos sin freno, lo cual no fue nada dififil, ya que la inmensa cantidad de barro me sevía de freno, quisiera yo frenar o no, je jeje.
Eran los turnos de J.J. y Hector, los cuales no tuvieron tampoco ningún problema en atravesar los cruzes de puentes y las zanjas de barro encontradas a su paso, hasta que llegamos a la última zona, una subida bastante rota, embarrada hasta los ojos y con unos socabones de arcilla que decian : OS VOY A COMERRR
De nuevo me tocó a mi primero, lo intente por un camino algo menos rot, perp el coche y el barro decian que por ahi no se iva, entonces lo encaré por la zona principal, me quedé a la mitad en uno de lo hoyos, un poco de marcha atrás y otro intento, otra vez al mismo hoyo, de nuevo para atrás y esta vez en segunda reuctora y con un poco de alegría conseguí subir hasta el final del tirón. J.J con su Toy decidió optar por el camino de menos barro(aparentemente) y despue´s de varios intentos contra el barro y la dirección, consiguió subirlo por donde el quería, pero un poco más alante el baro lo atarpó, me puse detrás para empujarle con mi cuerpo y funcinó en Toy de J.J. empezó a subir aunque a los pocos metros se volvió a empazar en el barro, yo estaba tomando aire y hablando con J.J cuando de repente apareció el coche de Hector subiendo por donde yo había subido anteriormente como una exalación, que forma de subir, era como si no hubiera barro, nos quedamos J.J. y yo con una cara de......... que cabrón ni nos esperó para grabarle. Después de haber tomado yo aire, me puse de nuevo detrás del Toyota y tras 2 o 3 intentos el Toy comenzó a subir hastar el final del tirón .

Que euforia, por fín y tras unas 6 horas aproximadamente de lucha contra la naturaleza, conseguimos terminar el Estrecho del infierno sin romper........ nada de nada, je je era un objetivo a cumplir.
Cuando terminamos la ruta nos pusimos a mirar el tema de los frenos de mi coche, os podeis imaginar, todo el coche embarrado hasta las trancas y ponte a buscar una posible fuga a lo largo del recorrido del circuito de frenos, joder nunca me había pringado tanto sin estar en el interior de una ruta........ hay tirado debajo del coche con Pedro mientras J.J. y Hector iban en busca de liquido de frenos. Una vez hechas varias pruebas llegamos a la conclusión de se se podría haber roto la bomba de freno, cosa que nos confirmó un mecánico al cual le pudimos llevar el coche.
Nos sentamos a comer un bocadillo y a dialogar sobre que posibilidades teníamos de seguir con el puente o si yo abandonaba y me marchaba a casa.
Al final ......... el Navara y yo decidimos ir desde Cuenca hasta Zaragoza así, devido a que los talleres en Cuenca ya estaban cerrados y pensamos que al día siguiente en Zaragoza podíamos arreglarlo, J.J, Pedro y Hector me animaron en todo momento, me decían venga ya veras como mañana se arregla todo. Le rellenamos un poco el bote del liquido de frenos y los sangramos por si así frenaba algo más y así fue, algo más frenaba. Me tocó bajar por una carretera del 14% de pendiente, ahy que joderse justo cuando el coche frena poco.... ya podia ser una subida del 14%...
Una vez en Fuendetodos, lugar donde empezaba la ruta del dia siguiente, nos volivió a pasar tres cuartas de lo mismo, que no teniamos donde dormir, estaba el Hotel Casa de Goya al completo o al menos fue lo que nos dijeron por telefono. Otra vez a los coches y a la carretera direccion Cariñena, a ver si allí hay algo, al menos fue donde nos mandó la señora que nos atendio por telefono, 4 km en carretera y de repente un ruido espantoso irrumpe en el motor de mi coche, suena fatal, algo roto, roto, pero no está caliente y hecha aceite, decido paralo y aviso a Hector y J.J por walkye, nos salimos de la carretera a un camino que está por suerte a 2 metros en donde paré el coche, lo retiramos sin arrancar y despues de varios dilemas decidimos ponernos a cenar y hacer noche allí mismo, si si no podiamos hacer más, eso sonaba que no veas, todos nos pensamos lo peor........ cenamos y estuvimos comentando la Gran ruta que nos habíamos hecho por la mañana, gracias a las bromas de j.j. consiguieron entre todos hacerme olvidar por un instante de la avería de mi coche. Nos acostamos en el interior de los vehiculos y a la mañana siguiente........

Martes 1-


A llamar a la grua tempranito, no tardó en venir y al preguntar que que le ocurría al vehiculo, solo hizo falta arrancarlo para ver la expresión de la cara del mecanico y arrancarle un rápido... Para Para, esto pinta muy mal, me lo tengo que llevar a la base porque es fiesta y no se puede hacer nada, nos dijo el mecánico.
Lo cargó y se lo llevó a la base suya, allí lo volvió a arrancar y de nuevo dijo que eso tenia muy mala pinta, algo de pistón, de viela... o algo así, y allí se quedó con todo mi dolor y pena, ya que nunca le he tenido que abandonar y nunca ha sufrido una avería en campo.

   
Me monté en el GR de Hector y nos pasamos todas las cosas de mi coche al suyo, nos dirigimos hacia los Monegros donde teniamos pensado hacer varias rutas, pero devido al gran impacto que sufrimos todos al ver como se deja un coche en ruta con el motor y los frenos tocados, decidimos al terminar la primera etapa, volvernos para casa, ya que el ambiente que se respiraba ya no era el mismo, seguía habiendo muy buen rollo entre todos, pero se notaba que las cosas no habían salido como todos planeamos. En fin que decidimos terminar con la visita a lo Monegros y poner rumbo a casa para descansar un poco e intentar darle una solución a lo de mi coche, antes de terminar el puente, pero imposible, hasta dentro de 3 o 4 días no me bajan los de ADA mi coche a Madrid, por tema de festivos, a si que no se sabe aún a cuanto asciende la avería ni de que avería estamos hablando......
Ahora comprendeis el porqué de mi expresión al pricipio de la crónica.........
Pero eso sí, aún sabiendo como acabaría esta ruta para mi y como me lo he pasado con las compañias de viaje, os puedo garantizar que la repetiría con los ojos cerrados, ya que lo vivido en estos días no tiene precio, ni las compañias que he llevado tampoco, GRACIAS a los tres por vuestro apoyo y por quitarle peso al asunto en esos momentos.........
Tenemos que agradecer a Luis de Naveganttes por su ayuda para preparar la etapa de Los Monegros.
Mas Fotos Principal Menu Rutas