Tras las nevadas caídas durante la semana, decidimos hacer una ruta por tierras Segovianas, a ver si pisamos algo de nieve.

Quedamos Juanjo con su Vitara y Yo con mi Pick-Up en la gasolinera donde empieza la ruta. Hace un frío que pela y nieva un montón.

Mientras llega el equipo Vitara, tres coches se meten por el camino que inicia la ruta y unos minutos mas tarde, nosotros.

Empezamos ruta tras las huellas de los tres coches de antes, a los que alcanzamos a no muchas casillas del principio del ruto.

La nieve tapa los caminos y es difícil distinguirlos. Y tras buscar a pie el camino a seguir, emprendimos ruta los cinco coches juntos.

Los caminos están helados y a medida que avanzamos hacia Turégano, embarrados.
Pasado Turégano, el barro es total y es imposible no ir de lado.
Solo nos queda unas pocas casillas del rutómetro para terminar, y paramos a reponer fuerzas y a conocer a nuestros compañeros de ruta.

Nos despedimos de nuestros nuevos compis y seguimos ruta.

Este tramo anuncia varios vadeos y algún paso trialero

Tras el puente, un paso trialero en subida, con nieve y barro bastante divertido.

Superamos la trialera sin problema y por caminos súper deslizantes llegamos a los vadeos.

Si los caminos anteriores resbalaban, este no veas.......

Después de hacernos unas fotillos vadeando, vemos un poco mas adelante un par de Tatas completamente de serie. Estaban preparando un rutometro para hacerlo con mas Tatas, pero sus ruedas de serie y la poca altura fueron los culpables de que se quedaran atrancados en un barrizal.

Cuando llegamos, tenían que llevar un rato intentando sacarlos. Estaban llenos de barro y las planchas colocadas bajo las ruedas.

Mogollón de barro, ruedas lisas y planchas de arena, es como el que tiene tos y se rasca los........

Tirón y Tata fuera.

Pase el Pick-Up por un lado y sacamos el otro Tata para que lo intentara otra vez, pero nada. Otra vez eslinga para fuera.
Los dos Tatas le han dejado complicada la zona al Viti de Juanjo, que apunto de cruzar el barrizal, se atranco tambien.
Un ultimo tirón al Vitara, y con los coches como croquetas, ponemos rumbo a Madrid.
MENU RUTAS