Puente de Pilar, tres días por delante y mogollón de ganas de campo. Después de barajar varias rutas, nos decidimos por subir a la cordillera Cantábrica para hacer unas rutillas que nos pasaron los compañeros de Tazs4x4 .

Salimos desde Madrid a las 16:30 Aurelio con su Korando y yo en mi Patrol. N-I, Circuito del Jarama, primer atasco. 30min para pasar el pu.......... Jarama. Lo pasamos y empezamos a rodar. No sin esfuerzo conseguimos llegar a Burgos.................. y mas de una hora atascados en la entrada de Burgos.

El pedazo de atasco era por tener que atravesar Burgos por todo el medio para coger la nacional que sube a Santander.

Después de seis interminables horas de coche, llegamos a La Posada De La Inquisición donde nos alojamos.

Tras una cenita y un par de copas, llegaron J.J. y Martín, mas conocido como Mikitonson. Saludos, presentaciones y a dormir.

 

Viernes. Después de un buen desayuno nos ponemos en marcha en busca del inicio de la primera de las rutas.

(Si quieres,para amenizar la crónica, aquí tienes una coplilla de la zona )

 
 
Subimos desde Barcena por una pista por el bosque sin dificultad dirección al Embalse de Mediajo. Aun que el barro y los charcos que nos esperábamos brillaban por su ausencia, esta todo súper verde y el embalse esta a tope de agua. Los paisajes durante toda la subida son increíbles.
 
 
Una trialera suave nos lleva a la cima, donde se puede ver ya el Embalse de Alsa.
 
 

Después de una breve parada en el embalse y comprobar que esta lleno hasta los topes, emprendemos la marcha para afrontar el ultimo tramo hasta la localidad de Lanchares donde termina el Track.

Terminada la ruta volvemos a la Posada donde hemos quedado con Ricky y Luisito, los últimos participantes.

Nos encontramos todos por fin en la posada y después de unos cafés, unos se fueron a dormir, otros se dedicaron a cambiar el alternador al Korando de Aurelio que en la ruta dijo que ya no cargaba mas la batería, y otros se dedicaron a degustar los licores de la tierra.

 

Sábado.

El coche de Aurelio lo dejamos en la posada con el alternador roto.

Cargamos el Track, llenamos las neveras y empezamos la segunda ruta.

Comenzamos subiendo entre Tejos de esos que te dejan la pintura............... y helechos, hasta adentrarnos en zona boscosa y llegar a Castillo Pedroso.

 
 

Tras un enlace por carretera cambiamos de camino. En este hay el barro justo para que en el primer barrizal me quede enganchado y el korando de Mikitonson detrás ( Lo siento Martín, te quedaste con Mikitonson )

Seguimos subiendo hasta la cuerda de la montaña, la cual recorrimos bajo la atenta mirada de unos cuantos cazadores con cara de pocos amigos que estaban repartidos a lo largo del camino.

El camino tiene unas pozas y unos barrizales muy entretenidos, algunos de los cuales optamos por no hacer ya que los cazadores estaban allí colocados. Alguno ni saludo, y el que lo hizo, lo hizo con mala cara. Así que seguimos nuestro camino.

 
 

Hacemos una trialera muy guapa y en lo alto hay un pastor con una motillo que se quedo loco. Le preguntamos que si lo que se veía al fondo era el mar. El hombre nos comento que si, pero como estaba como con brumilla no se distinguía, y que lo que se veía asomar a la izquierda eran Los Picos de Europa.

Empezamos a bajar y el motorista todo el rato paralelo a los coches mirando como descendíamos. La bajada muy pronunciada tenia algunas pasos muy divertidos, y con mas barro............

 
 
LLegamos a la pista, paradita para comentar la bajada y como estamos tan cerca del mar, pues a ver el mar.
 

25 Km  nos separaban del faro de Suances, pero el rato que pasamos de charla en el acantilado bien los valió.

Volvimos a la posada, y Alfonso, el dueño, nos preparo una pedazo de cena a base de solomillos y demás viandas.

Richy aun tenia ganas de mas campo y nos reto a hacer una nocturna. J.J. y yo no lo dudamos y nos fuimos a hace un cortafuegos.

El cortafuegos terminaba en una pared difícil de subir incluso a pie. Tomamos un camino opcional y resulto ser una trialera muy divertida. Seguimos explorando y al rato Richy rajo una rueda con una piedra.

A las 2:30 de la mañana terminamos de cambiar la rueda y decidimos bajar a finalizar la ruta con una copilla.

De la posada, recomendársela a todo el mundo. es un sitio precioso, los dueños Maite y Alfonso unos tíos estupendos que nos atendieron fenomenal. Comimos de lujo, y lo mejor de todo, barato.

El Domingo, después del atascazo del Jueves decidimos ponerle la batería del korando de Mikitonson al de Aurelio y salir zumbando para Madrid. pero nos dio igual, se repitió la historia.

Pero bueno, segura que hablo en nombre de todos si digo que con atasco y todo, estoy deseando repetir. PERO CON MAS BARRO.

 
Menu Rutas Principal