Ruta estrecho del infierno: 28-04-2006 Por Koke.

Una vez terminada la ruta con Hector y Aurelio, raul, sus perritos, su
copiloto Pizarro y yo, koke,
nos pusimos rumbo al estrecho del infierno.
una vez alli, nos disponemos a hacer noche en campo abierto, en una
magnifica esplanada, donde los perritos,(ori,zipo y rufos)
pueden dormir sueltos sin problemas.
A las 8 de la mañana nos ponemos en pie y rumbo al estrecho del infierno..
Todo iva estupendo, hasta que al salir del estrecho, el coche patino de la
parte trasera(devido a la cantidad de agua que caia)
y se golpeo con el piloto y la chapa, contra las piedras, pero bueno no fue
tanto..
Raul y su l-200, tuvieron mas problemillas a la hora de pasar, aunque hay
que tener en cuenta que su coche iva con ruedas de
carretera y no lleva ninguna preparacion campera, vamos que por no llevar no
lleva ni emisora, je je.

Una vez atravesado el estrecho, cual fue nuestra sorpresa al ver un paso
totalmente destrozado por el paso de muchos vehiculos,
nos preparamos la estrategia y el camino a elegir y.... al barro.

En la subida yo no tube ningun problema, pero al llegar a la curva con
inclinacion, la cosa cambia, hubo que utilizar el
cabestrante, auque eso si, protegiendo siempre los arboles con eslingas
alrededor para no cortarlos.
Despues de varios intentos y un ratillo de pala y cable, consigo sacar el
coche.

Ahora tenemos que pasar con el l-200, Raul toma otro camino que en principio
parecia mas facil, o al menos menos dificil,
pero.... sorpresa, al pisar el coche la zona, el suelo se convierte en barro
arcilloso de ese que
atrapa a cualquiera y encima sin ruedas...
bueno pues un poco de tiron desde mi coche con la eslinga y asunto resuelto.

ahi que destacar el mal estado de la zona, y no me refiero a la dificultad,
sino al estado de la naturaleza, arboles cortados
por los cables de lo cabestrantes, monton de basura como latas, botellas de
agua, paquetes de tabaco, botellas de cristal y
un sin fin de desperdicios que fueron recogidos por nosotros, en total 3
bolsas de basura llenas... una verguenza.
en fin sigo con la cronica que sino me enciendo, ya lo haremos de otra
forma...

despues de la operacion limpieza, nos encontramos con todos los caminos
super embarrados y con unas zanjas de vertigo, en
algunos pasos el l-200 paso con mucho trabajo y coraje de su dueño Raul, el
cual no se amilano ante nada, si embargo en otros
pasos tuvo que ser ayudado por mi coche.

despues de varias horas y barro hasta los dientes, conseguimos terminar la
magnifica ruta.
Una paradita para comer y comentar todas esas anecdotas y lo bien que nos lo
pasamos en esta ruta, ha sido increible..
y.... camino de vuelta a casa.

   
PRINCIPAL