Después de la aventura vivida el pasado mes de Noviembre en nuestra primera expedición por tierras Gallegas, no podíamos dejar que termine la temporada, sin tener un segundo asalto con esas trialeras, esta vez con agua.

Salimos de Madrid, y tras seis o siete horas de interminables atascos y carretera, conseguimos llegar el primer destacamento a la estación de autobuses de Pontevedra, donde habíamos quedado con Chelsin, el dueño de la casa que alquilamos.

La casa estaba situada en medio del monte, a un kilómetro del lago castiñeiras, por una pista. Muy complicado de encontrar para el segundo destacamento, que no quedo mas remedio que bajar a buscarles cuando llegaron, a las 2:30.

Después de los saludos y presentaciones al nuevo compañero y copi de Koke, Gus, nos fuimos a dormir y recuperar fuerzas para la primera sesión de 4x4 que nos esperaba el día siguiente.

Ruta I - Rías Baixas -

Con solo cinco horas de sueño y después del viaje, no nos sentíamos con muchas fuerzas, así que decidimos hacer una ruta cerca de la casa.

Nos pusimos en marcha para hacer un recorrido por las rías baixas, que en principio no tenia mucha dificultad.

El rutómetro comienza subiendo rapidamente por un GR, y a pocas casillas del inicio, nos desvia por el primer cortafuegos, que superamos sin problemas.

El rutómetro no esta muy claro, y confundidos, llegamos a una trialera de bajada con un fuerte escalón.

Lo miramos un poco y J.J. se tira, rozando un poco el morro en la salida.

El Navara y el Patrol no tienen la altura del Toy, así que pusimos las planchas para no dejarnos paragolpes en el escalón.

LLegamos a una pista y continuamos el recorrido. La distancia mas o menos coincide, pero nos extraño un poco la pedazo de bajada, que casi no tenia roderas de coche, solo de motos.

Lo inspeccionamos un poco y.................................todos a bajoooooooooooooooooo.

Fuertísima pendiente, con un escalón de tierra suelta en todo el medio que complicaba un poco el descenso.

Re emprendimos la ruta, y en la siguiente casilla nos dimos cuenta que ese camino no era.

Intentamos sin éxito encontrar el camino correcto varias veces, pero no dábamos con el.

Después de un tentempié, lo intentamos otra vez, en esta ocasión guiados por Koke. Pero tampoco dabamos con el.

Regresamos a una casilla segura y después de darle mil vueltas, mi copiloto Luison encontró la interpretación de la viñeta.

Frondosos caminos, llenos de trialerillas, nos dirigieron a un paso inundado. En el ruto ponía "no pasar un coche solo."

Comprobamos con un palo la profundidad y lo cruzamos sin problema, disfrutando como niños.

Salimos del Acuopolis y llegamos a una carretera. Esperábamos la visita de los compañeros Gallegos y no tenemos mucho tiempo. Decidimos subir por una trialera que se había frente a nosotros y dar por finalizada la primera sesión 4x4.

Comenzó subiendo Koke, pero a pocos metros del principio un pedrolo en medio del camino, le deja pillado por el puente trasero.

Con un palizón considerable después de rutear todo el día, eslingamos el Pick-Up al toy, y nos fuimos a la casa a pegarnos una parrillada................... jjejejeje.

Cronica leida