Después de aguantar a un par de territorianos durante bastante tiempo sus ganas de participar en la Sahara Aventura, un día de celebración consiguieron liarnos y formar el equipo Territorio Bereber para participar en una de las mas famosas pruebas de orientación en 4x4 como es la Sahara.

El tiempo fue pasando como si nada y cuando nos quisimos dar cuenta estábamos a un mes de la carrera. Corriendo como siempre, empezamos a preparar los coches y buscar las mil cosas que te obligan a llevar a este tipo de pruebas.

Después de un mes de infarto, no nos lo podíamos creer, pero el día dos de Diciembre a las cinco de la tarde, estábamos en el puerto de Algeciras para embarcar rumbo a Marruecos.

Como siempre, el paso de la frontera fue un caos. No he visto una cosa igual. No había ningún orden u organización de ningún tipo. Allí pasa el que el señor gendarme quiera y cuando quiera. Eso si no se encuentra con un amiguete con el que charlar un rato o contarle la vida. Vamos.... que te dan por culo y se pira de charla.

El que no tiene con quien hablar, se pone a disimular haciendo que lee algún informe y esperando a que le den la hora de salir y pirarse, dándoles igual la gente que esta esperando a entrar en su país a dejarse la pasta.

Después de por lo menos dos horas para pasar, conseguimos entrar y poner dirección a Asilah, donde la organización de la prueba tenia pensado dormir y nosotros hicimos lo mismo.

A primera hora de la mañana, salimos dirección Uarzazate donde el lunes empezaría la carrera.

Nos toco atravesar el complicado puerto de montaña mas alto de Marruecos con 2.260m de altitud. Tzin Tichca.

Donde pudimos ver imágenes como esta, que vete tu a saber como habrán subido los animales hasta lo alto del camión.

Mejor no pensarlo.

Dos días enteros subidos en el coche hasta que después de unos 1600Km. llegamos al hotel de Uarzazate donde dormiríamos los participantes de la Sahara.

El Domingo lo dedicamos a colocar los instrumentos de navegación en los coches, así como asegurar bien la carga para que en algún salto no se nos viniera todo encima.

A las 16h ya estábamos todos los participantes para concluir con los últimos tramites de la inscripción de la prueba.

A las nueve de la mañana y tras un corto enlace por carretera hasta el punto de salida, nos juntamos los catorce equipos y veinte ocho coches que componíamos la parrilla, para comenzar la primera de cinco etapas que tenia la prueba.

Con unos nervios que no veas, nos hicieron entrega de los Gps y nos dieron la salida.

Teníamos ocho horas y media para encontrar mas de cuarenta Wpt esparcidos en un montón de kilómetros por el anti Atlas.

Tras prepararnos el recorrido que nosotros teníamos pensado que seria el mas conveniente para llegar al punto de control, salimos a la caza de los puntos.

 

 

La cosa empezó muy bien, encontrando sin demasiados problemas los puntos que nos habíamos preparado y alguno mas que nos pillaban cerca de nuestro camino, pero cuando pensábamos que íbamos por una buena pista que nos conduciría al punto de control, resulto que se cortaba en lo alto de una montaña, teniendo que retroceder un montón de kilómetros en busca del buen camino que nos llevara al control.

 

 

El tiempo paso rapidísimamente y llegar al punto de control en hora nos pareció imposible, así que decidimos, a sabiendas que cuando llegáramos a la meta, nos quitarían la mitad de los puntos conseguidos por no pasar por el control, regresar a la meta cogiendo el mayor numero de puntos posibles.

Con doscientos puntos llegamos a la meta, que con la penalización se quedaron en la mitad.

Allí nos juntamos con Ana y JJota que componían el equipo en solitario Eje Central. Después de ver la llegada de algún equipo nos fuimos a conocer una kasbah que conocía Richy, el bereber del grupo, donde se rodó Laureen de Arabia y muchas películas mas. Un sitio precioso.

Una vez en el hotel, vimos las clasificaciones y alucinados nos encontramos que éramos los primeros en nuestra categoría y los quintos en la general.

Segunda etapa con salida simultanea desde la piscina del hotel.

La noche anterior nos preparamos un poco la etapa, teniendo en cuenta que habían carreteras que no se podían pisar y pensando por donde podíamos empezar para llegar al punto de control en hora por el camino mas adecuado y coger los puntos que nos vinieran a mano, dejando los de mayor puntuación, porque pensábamos que estos se alejarían del buen camino.

Nuestra intención era llegar en hora al punto de control para que no nos pasara lo mismo que la primera etapa.

Después de que todos los equipos habían salido y tras preparar nuestra estrategia, comenzamos la segunda etapa.

Decidimos ir a por una fila de puntos que nos conducía directos al punto de control, pero cuando pillamos el primero y nos dirigimos al segundo por un fantástico valle, la pista llega a una aldea y se convierte en un sendero que se adentra por un cañón. En ese momento, nuestra estrategia se nos fue a la mierda.

Tras dar unas cuantas vueltas buscando el camino, desistimos y bajamos por la carretera hasta las cercanías del punto de control, donde antes de llegar pudimos coger un par de Wpt.

La mañana se nos dio bastante mal, ya que el camino bueno iba por lo alto de la montaña como se ve en la foto y nosotros huyendo de los puntos que pensábamos complicados lo veíamos, pero desde el valle.

Eso si. LLegamos al punto de control en hora y seguimos en carrera sin perder puntos.

Pasamos el control y empezamos a coger puntos a buen ritmo, pero la meta aun estaba lejos y el tiempo se agotaba. Así que pensamos en dirección a la meta por una pista que creíamos directa y si nos sobraba tiempo, hacer algún punto mas cerca de la meta.

Cual fue nuestra sorpresa, cuando comenzamos la pista, eso si, preciosa pista entre cañones y palmerales, que la distancia que nos separaba de la meta siempre eran los cincuenta mismos kilómetros durante por lo menos una hora.

Ya lo dábamos todo por perdido y contábamos con nuestro primer cero como les paso a muchos la etapa anterior. Pero de repente salimos a una pista mas ancha que la M-40 y empezamos a darle caña.

Al momento, el tiempo estimado al punte de llegada bajo de tal manera que vimos que podíamos llegar en hora y no perder los pocos puntos que teníamos recogidos.

A mas de 130Km por la pista y levantando una polvareda impresionante, conseguimos llegar a la meta en el ultimo minuto y conservar los 130 puntos que habíamos pillado.

Esta vez, los equipos que no llegaron el día anterior en hora, llegaron de sobra, retrasándonos en la clasificación unos cuantos puestos.

Tercera etapa. EL DESAFíO DEL CHEGAGA teníamos el pensamiento de que en esta etapa lo íbamos a dar todo en las dunas, ya que contábamos con el Toy de Citri que surca las dunas con una facilidad pasmosa y con la experiencia en este terreno de Richy, que le han salido los dientes en la arena del desierto.

 

Nuevamente, seguimos con nuestra estrategia conservadora y decidimos ir por las dunas al punto de control y una vez allí, regresar cogiendo el mayor numero de puntos posibles, dejando los de mas valor para no complicarnos la vida y subir unas posiciones en tabla.

 

Menuda cagada, cuando después de ver en el mapa los Wpt y decidirnos a ir a por una serie de ellos, nos encontramos con que el primero esta fuera de las dunas, con el consiguiente peligro de rajar una rueda.

Intentamos ir a por el segundo de los puntos, pero el estado de las dunas, no nos permitía entra por donde lo estábamos haciendo. Así que desistimos, salimos de las dunas. Inflamos las ruedas otra vez y ya por fuera nos fuimos al control cogiendo los puntos que nos pillaban de camino.

Íbamos juntos de tiempo para llegar al control, la polvareda hizo que lleváramos bastante distancia entre los dos coches y para colmo las emisoras funcinaban de pena.

 

Tras unos cuantos kilómetros a toda leche por las pistas, llegamos a un oasis donde comentamos por la emisora la idea de cambiar el rumbo a la izquierda, pero en el ultimo momento, decidimos seguir por donde íbamos.

El otro coche, tras decir que nos veían, entendieron que cambiábamos el rumbo, así que un coche nos fuimos a Pinto y el otro a Valdemoro.

Cuando nos dimos cuenta que no nos escuchábamos por la emisora, paramos y cuando bajo el polvo nos dimos cuenta de que no íbamos juntos.

........ QUE CAGADA.

Preguntamos a unos motoristas que estaban comiendo en el oasis y nos confirmaron lo que pensamos. Así que mas tranquilos al saber que no les había pasado nada, nos dimos la vuelta otra vez donde nos habíamos separado.

Una ver allí, vimos en lo alto de una montaña una antena de móvil y les llamamos. Que respiro cuando conseguimos hablar con ellos y quedamos otra vez en el punto donde nos separamos.

Otra vez, no conseguimos llegar al control, así que lo mismo que la primera etapa. Coger el mayor numero de puntos y a la meta, ya que perderíamos la mitad.

LLegamos con 140 puntos y se nos quedo en la mitad. El consuelo fue que nos dijeron que solo cuatro equipos habían llegado al control.

Con un palizón que no veas y tras un enlace por carretera de una hora llegamos a la rutina diaria de limpiar filtros y repostar para la siguiente etapa.

Cuarta etapa SAHARA MARATON

Esta vez constaba de dos etapas. Una diurna y otra nocturna.

Comenzamos el día con ganas de ir a por todas. Esta ves sin asustarnos de los Wpt de máxima puntuación y a por todas.

Decidimos arriesgar, aun que el resultado fuera un cero.

Salimos el equipo Territorio Bereber y nuestros escuderos Eje central en busca de todos los Wpt que se nos pusieran por delante.

Esta vez la estrategia nos funciono de lujo, porque llegamos al punto de control con tiempo de sobra para comer algo y con unos cuantos puntos.

La idea de ir a saco nos salió muy bien, porque fuimos todo el día peleando con el reto de los participantes y encontramos el buen camino sin ningún problema.

LLegamos a la espectacular meta con mas de treinta minutos de adelanto y con casi cuatrocientos puntos.

Mientras esperábamos a la salida de la nocturna, nos toco reparar el amortiguador de uno de nuestros coches, que durante todo el día había ido suelto, perdiendo la arandela y machacando la goma. Menos mal que JJota tiene de todo en su preparadisimo Toyoton y nos soluciono la papeleta.

Salimos a la nocturna en busca del primer punto, con idea de coger los que nos vinieran de paso hasta el hotel y listo, ya que no teníamos nada que pelear con los Portugueses y las fuerzas estaban casi terminadas.

Luego nos enteramos que se habían juntado todos los portugueses y habían ido juntos por la carretera a buscar los puntos.

Nosotros, al ver lo complicado del asunto y orgullosos de nuestra puntuación, pasamos de nocturna y nos fuimos al hotel a descansar para la ultima etapa.

Salida de la ultima etapa.

En esta ocasión salimos como el día anterior.... a por todas.

Esta vez cogimos 18 Wpt y 480 puntos.

Pudimos coger alguno mas y subir en la clasificación un par de posiciones, pero preferimos ir a la meta y asegurar los puntos que teníamos.

Al ver las clasificaciones finales, vimos que habíamos quedado los decimos a cuatro puntos de los novenos y deiz de los octavos. Así que nos dio un poco de rabia no haber cogido el ultimo punto.

El comienzo de la carrera fue muy duro para nuestro equipo, dada la inexperiencia en este tipo de pruebas, que aun que estamos muy acostumbrados a navegar, esto era completamente nuevo para nosotros y nos costo un poco coger el truco al funcionamiento del evento.

Creo que la décima posición esta muy bien, teniendo en cuenta que solo nos separo un Wpt para quedar en la mitad de la tabla y que como podéis ver en la foto, los portugueses iban volado mas que rodando.

Sus coches tenían unas preparaciones espectaculares y seguir su ritmo era imposible con nuestros coches.

A mi parecer, ha sido una experiencia muy positiva que ha merecido la pena vivir.

Eso si, se me queda la espinita de volver a participar, ya sabiendo como funciona esto.

Seguro que si hay una próxima vez, los territorianos estarán luchando por un puesto mucho mas adelantado en la tabla.

Pero sin duda alguna, lo mejor de haber vivido esta experiencia, ha sido conocer al equipo Eje Central, Ana y JJota. Los cuales participaban sin puntuar, ya que iban solos. Arriesgándose a todo tipo de sucesos los cuales estamos artos de sufrir cuando salimos de ruta.

Son una pareja fantástica, a los cuales después de vivir con nosotros esta aventura le hemos cogido mucho cariño y esperamos que a partir de ahora nos acompañen en muchas mas.

Destacar el equipo Survival 4x4 Zarco.

El primer equipo español, que fueron los únicos que les plantaron cara a los portugueses, y mas, teniendo en cuenta que cualquiera de ellos tenia treinta años mas que nosotros.

Y como no, las chicas del equipo by RETA.

Cuatro pedazo de aventureras, que se embarcaron en esta aventura con dos hyundai de estricta serie. los cuales sufrieron mas de un percance.

Si hubiera un premio a la aventura, seguro que seria para ellas.

Con la foto del podium, doy por concluida la crónica, no sin antes felicitar a la organización, gracias a los cuales pasamos una semana de aventura que nunca podremos olvidar.